Skip to: Content, Section Navigation, Search
Preguntas frecuentes de Visa Debit/Check Card

Preguntas frecuentes de Visa Debit/Check Card

Es rápida, segura, cómoda y a diferencia de otras tarjetas de débito, tu tarjeta Visa Debit card, tambien conocida como una Visa check card, se acepta en millones de establecimientos comerciales de todo el mundo: en cualquier parte donde se acepten las tarjetas de débito Visa. Aquí encontrarás información acerca de la aceptación, ventajas, protección y mucho más.

¿Hay diferencias entre Visa Debit card y Visa check card?

No. Ambos nombres refieren a el tipo de tarjeta Visa que accesa fondos de una cuenta de cheques.

¿Qué es una tarjeta Visa Debit card?

Una tarjeta Visa Debit card es un tipo de tarjeta de “débito”, similar a una tarjeta de crédito, pero funciona como un cheque porque el monto de la compra es deducido de la cuenta de cheques del titular de la tarjeta.

¿Cómo puedo pagar con una tarjeta Visa Debit card?

Las transacciones de la tarjeta Visa Debit card pueden ser realizadas de varias maneras: al firmar el recibo; al hacer una compra por Internet, por correo o por teléfono (recibiendo la protección contra fraude de la política Cero Responsabilidad de Visa); o al marcar tu número de identificación personal (NIP, o PIN por sus siglas en inglés).

¿Cuáles son las ventajas de pagar con una tarjeta Visa Debit card?

Transacciones más rápidas: desliza, firma y listo. No tienes que preocuparte por tener suficiente dinero en efectivo a la mano o por hacer un cheque. Los comerciantes también se benefician al aceptar las tarjetas Visa Debit card con garantía de pago y costos reducidos, debido al manejo de menos cheques de papel.

Si tienes dificultad para cumplir con los requisitos para obtener crédito, intenta utilizar tu tarjeta Visa Debit card como un método de pago del tipo “compre ahora y pague ahora”. La tarjeta Visa Debit card se incluye automáticamente con la mayoría de las cuentas de cheques, y puedes usarla como tarjeta de crédito para tus compras, con la diferencia de que los fondos son directamente deducidos de tu cuenta de cheques y no son prestados.

Cuando viajes, usa tu tarjeta Visa Debit card para las compras. La aceptan en millones de establecimientos comerciales alrededor del mundo, donde acepten las tarjetas Visa Debit card.

Úsala como una herramienta para manejar tu presupuesto, pues te permite hacer el seguimiento de tus gastos y administrar mejor tu dinero.

Incluso puedes establecer pagos recurrentes con tu tarjeta Visa Debit card para las cuentas recurrentes, como la televisión por cable, el teléfono o préstamos, sin tener la preocupación de recordar los pagos a tiempo o de comprar estampillas.

¿Tu cartera está repleta? ¿Estás cansado de los viajes frecuentes al cajero automático (ATM)? ¿No te gusta cargar con una chequera? Mejor lleva tu tarjeta Visa Debit card.

Recuerda que tu tarjeta Visa Debit card también puede usarse para compras mayores o para hacer reservaciones. Por ejemplo, puedes usar tu tarjeta Visa Debit card para comprar pasajes aéreos o para hacer reservaciones en un hotel.

Información importante sobre las tarjetas Visa Debit card

El monto de tu compra se descuenta automáticamente de tu cuenta corriente, por tanto, asegúrate de tener los fondos suficientes al momento de realizar la compra.

Es posible que las compañías de alquiler de vehículos te pidan que presentes una tarjeta de crédito para reservar un vehículo, pero puedes pagar al término del alquiler con tu tarjeta Visa Debit card.

Para satisfacer las exigencias de clientes que desean comodidad de pagos, tales como chequeo rápido a la salida de hoteles, servicio de gasolina “paga en el surtidor” y pago rápido en restaurantes, Visa cuenta con procesos para proteger a los emisores, comerciantes y a los titulares de la tarjeta de cheques.

Al igual que los depósitos de cheques que no pueden cobrarse de inmediato, las deducciones de cuenta no pueden aprobarse inmediatamente si se desconoce el monto total, como sucede en consumos en hoteles, restaurantes y en el surtidor de gasolineras.

Por ejemplo, puedes usar tu tarjeta Visa Debit card en un restaurante y la tarjeta se autoriza antes de aplicar la propina. Para este tipo de compras, los emisores de la tarjeta Visa Debit card pueden reservar fondos del titular de la tarjeta para cubrir el costo estimado de la transacción.

Este proceso, conocido como “retención”, protege tanto a los titulares de la tarjeta como a los comerciantes, asegurando que los titulares de la tarjeta no gasten más de lo que tienen y que los comerciantes reciban el pago de la transacción. Mientras que la mayoría de las transacciones se retienen durante menos de 24 horas, Visa protege a los titulares de las tarjetas exigiendo a los emisores o a las instituciones financieras que retiren todas las retenciones dentro de 72 horas.

Al usar tu tarjeta para retirar dinero en efectivo de un cajero automático que no sea propiedad de la institución financiera, es probable que te cobren dos cargos: uno por tu institución financiera y otro por el cajero automático.

Algunas instituciones financieras les cobran cargos por transacción a los clientes que hacen compras con tarjeta Visa Debit card u obtienen dinero en efectivo como cambio, al pagar en supermercados, usando un número de identificación personal (NIP). Pregúntale a tu institución financiera sobre estos cargos antes de usar tu tarjeta Visa Debit card.

Muchas tarjetas Visa Debit card tienen un límite del dinero en efectivo que se puede retirar cada día. El límite puede ser de US$1,000, y los límites de gastos diarios pueden ser aún más altos. Estos límites de gastos son para protegerte en caso del robo de tu tarjeta. Tu tarjeta puede ser rechazada si haces compras diarias que excedan tu límite de retiro diario, a pesar de que tengas fondos suficientes en tu cuenta de cheques. Puedes solicitar al banco que disminuya o aumente tus límites de compras o retiros para satisfacer tus hábitos de gastos.

Consejos para el uso responsable de las tarjetas Visa Debit card

Está siempre al corriente del saldo actual de tu cuenta. No te olvides de cheques que hayas emitido pero que no hayan sido cobrados.

Guarda siempre los recibos de compras y las copias al carbón.

Anota tus transacciones en el talonario de tu chequera lo más pronto posible. Recuerda incluir cualquier cargo de instituciones financieras correspondientes. Guarda tus recibos en un lugar seguro por si llegaras a necesitarlos después.

Revisa tus estados de cuenta con cuidado. Si sospechas que hay algún error, llama a tu institución financiera inmediatamente. Haz siempre seguimiento con una carta de confirmación.

En caso de la pérdida o del robo de tu tarjeta, comunícate con tu institución financiera inmediatamente. Esto disminuye tu responsabilidad si ocurren pérdidas por fraude.

Escoge un número de identificación personal (NIP) único. Evita los dígitos obvios, como tu dirección, número de teléfono o fecha de cumpleaños.

Guarda tu número de identificación personal (NIP) privado. Memorízalo. No lo escribas en ninguna parte ni lo anotes en tu tarjeta, y nunca se lo digas a nadie.