Skip to: Content, Section Navigation, Search
Prevención contra robo

Prevención contra robo

Existen varias medidas que puedes tomar para proteger tu información personal. Sigue estos consejos para disminuir el riesgo de robo de identidad.

Qué debes hacer...

  • Destruye toda información personal y financiera, como facturas, estados de cuenta bancarios, recibos de cajeros automáticos (ATM) y ofertas de tarjetas de crédito antes de tirarlos a la basura.
  • Conserva tu documentación personal (por ejemplo, partidas de nacimiento, tarjetas de seguro social, etc.) y comprobantes bancarios y de tarjetas, en un lugar seguro.
  • Llama a la oficina postal inmediatamente si no estás recibiendo correo. Para obtener la información personal necesaria para usar tu identidad, los ladrones suelen falsificar tu firma para recibir tu correo en otra dirección.
  • Conviene que te mantengas alerta de tu entorno, cuando ingreses tu número de identificación personal NIP (PIN por sus siglas en inglés) en un cajero automático.
  • Limita el número de tarjetas y otra información personal que llevas en la cartera o bolso.
  • Notifica inmediatamente la pérdida o robo de tu tarjeta.
  • Cancela todas las cuentas inactivas de tarjetas de crédito. Incluso cuando no se usan, estas cuentas aparecen en tu informe de crédito, al cual pueden tener acceso los ladrones.
  • Si solicitaste una tarjeta de crédito y no has recibido la tarjeta en un período razonable, notifica inmediatamente a la institución financiera correspondiente.
  • Sigue de cerca las fechas de vencimiento de tus tarjetas de crédito o débito. Contacta a la institución que expidió la tarjeta, si no recibes la tarjeta de reemplazo antes de la fecha de vencimiento de la tarjeta.
  • Firma todas las tarjetas nuevas en el momento de recibirlas.
  • Revisa tus informes de crédito anualmente.
  • Establece claves para tus tarjetas de crédito y débito, cuentas bancarias y tarjetas telefónicas. Evita usar claves obvias como el apellido materno, tu fecha de nacimiento y los últimos cuatro dígitos de tu número de seguro social o de tu número telefónico.
  • Compara los recibos de tu tarjeta de crédito con los estados de cuenta mensuales para asegurarte de que no haya cargos no autorizados.

Qué debes evitar...

  • Proporcionar cualquier información personal cuando uses tu tarjeta de crédito o débito.
  • Proporcionar tu número de seguro social, número de tarjeta o cualquier detalle de tus cuentas bancarias por teléfono, a menos que tú hayas iniciado la llamada y tengas la certeza de que la empresa en cuestión tiene buena reputación.
  • Dejar los recibos en los cajeros automáticos, mostradores bancarios o en surtidores de gasolina que no estén supervisados.
  • Dejar sobres que contengan tus pagos de tarjetas de crédito o cheques en tu buzón doméstico para que sean recogidos por el cartero.
  • Anotar tu número de seguro social o tus claves en un papel y guardarlos en tu cartera o bolso. Memoriza tus números y claves.
  • Mostrar números de cuentas bancarias, números de cuentas de tarjetas de crédito y otros datos financieros personales en cualquier sitio Web o lugar de servicio en línea, a menos que recibas una clave de autenticación segura de tu proveedor.