Skip to: Content, Section Navigation, Search
Protege tu tarjeta

Protege tu tarjeta

Es reconfortante saber que Visa protege tu tarjeta con programas como Cero Responsabilidad*. Gracias a estos programas, no serás responsable por cargos no autorizados o fraudulentos en tu cuenta.

Para ayudarnos a mantener tu cuenta Visa protegida en todo momento, sigue estos importantes consejos de seguridad:

Seguridad de tarjeta y número de identificación personal NIP (PIN por sus siglas en inglés)

  • Reporta inmediatamente las tarjetas robadas o perdidas.
  • Firma tu tarjeta en el espacio para la firma, tan pronto como la recibas.
  • Protege tus tarjetas como si fuesen efectivo: nunca las dejes fuera de tu vista.
  • No dejes tus tarjetas de crédito o débito en la guantera de tu automóvil. Una proporción increíblemente alta de los robos de tarjetas sucede en la guantera de los automóviles.
  • Nunca anotes tu número de identificación personal NIP, memorízalo.
  • Comprueba que te devuelvan tu tarjeta después de cada compra.
  • Verifica siempre que los comprobantes de venta tengan el monto correcto de la compra antes de firmarlos, y guarda las copias de tus comprobantes y recibos de cajeros automáticos (ATM).
  • Verifica siempre tu estado de cuenta y las cantidades de tus compras.
  • Haz una lista completa de todas tus tarjetas y tus números, y guárdala en un lugar seguro.
  • Al usar tu tarjeta, no proporciones ninguna información personal, que no sea simplemente mostrar una identificación personal si lo solicita el comerciante.
  • No le prestes tu tarjeta a nadie. Tú serás responsable de su uso. Algunos de los usos inapropiados de tarjetas pueden deberse directamente a familiares y amigos.
  • Nunca le des tu número de identificación personal NIP a nadie. Ninguna persona de una institución financiera, policíaca o comercial debe preguntarte tu número de identificación personal NIP. Tú eres la única persona que necesita saberlo. Cuando selecciones un número de identificación personal NIP, evita claves obvias como tu nombre, número telefónico, fecha de nacimiento o cualquier combinación simple de éstos.

Seguridad por teléfono y correo

El mercadeo por teléfono y por correo brinda muchas ofertas tentadoras, ¡pero no todas son legítimas! Conviene que seas especialmente cauteloso con negocios que parezcan demasiado buenos para ser verdad, y recuerda los siguientes consejos:

  • Ten cuidado con tácticas de venta de mucha presión, especialmente si la compra debe hacerse de inmediato.
  • Anota el nombre, dirección y número telefónico de la organización solicitante, además de obtener nombres de otros clientes que puedan proporcionarte referencias.
  • Haz preguntas. Mientras menos preguntas pueda responder la persona de telemercadeo, mayores son las probabilidades de que no se trate de un negocio legítimo.
  • No proporciones tu número de cuenta por teléfono a menos que hayas iniciado la llamada.
  • Cuando tengas dudas, consulta con el servicio de supervisión de negocios (Better Business Bureau) o con el servicio de inspección postal (U.S. Postal Inspection Service).
  • Notifica de inmediato el cambio de domicilio a la oficina de correos.
  • Verifica la seguridad de tu buzón de correos, y retira la correspondencia lo más pronto posible.
  • Si no estás recibiendo tu correo, llama a la oficina de correos inmediatamente. Algunos estafadores falsifican firmas para que el correo sea enviado a otro lugar con el propósito de obtener la información que les permita hacer una solicitud de crédito a tu nombre.
  • Si te enteras de una solicitud hecha sin tu conocimiento para reenviar tu correo, acude a la oficina de correos para revisar la firma y cancela la solicitud. Pide a la oficina de correos que dé seguimiento al correo enviado, pues puede permanecer en el sistema postal hasta 14 días y, por tanto, no haber llegado aún a las manos del delincuente.

Seguridad de correo electrónico

  • Nunca envíes información de pagos por correo electrónico. A diferencia de los sitios Web seguros que protegen tus datos privados, los correos electrónicos o cualquier otro tipo de intercambio de información por Internet, como mensajes instantáneos, no están totalmente protegidos y pueden ser leídos por terceros.
  • Actúa con cautela ante cualquier correo electrónico que te solicite datos personales como contraseñas, números de identificación personal NIP o tu número de seguro social, o que te dirija a un sitio Web que pida dicha información. Estos mensajes pueden tratarse de un engaño (spoofing), o bien de la falsificación de una dirección de correo electrónico que se hace pasar por la dirección legítima de un negocio. Nunca envíes información personal por correo electrónico.
  • Para mayores detalles sobre la política, lee Cero Responsabilidad de Visa.

*Cubre solamente las tarjetas emitidas en los EE. UU. La polĂ­tica de Cero Responsabilidad de Visa no se aplica a tarjetas de crédito comerciales, transacciones en cajeros automáticos (ATM) o a transacciones con número de identificación personal (PIN) no procesadas por Visa. El tarjetahabiente debe notificar al emisor de la tarjeta de cualquier uso no autorizado. Consulta al emisor para obtener detalles adicionales.