Skip to: Content, Section Navigation, Search
Planea tu presupuesto

Planea tu presupuesto

Un presupuesto adecuado es la clave para unas finanzas sanas y controladas.

  • Te pone al control
  • Te ayuda a visualizar tus gastos
  • Te ayuda a evitar comprar de manera impulsiva
  • Te permite saber siempre cómo gastas tu dinero
  • Te ayuda a crear un plan de ahorros
  • Te permite estar preparado para situaciones financieras imprevistas

Como ves, planear un presupuesto va más allá de hacer una simple lista de gastos. Es una herramienta que te permite organizar tus finanzas, visualizar un futuro y alcanzar tus metas. Es un plan para gastar y para ahorrar al mismo tiempo.

Estas sugerencias te pueden guiar en tu proceso de planeación. Trata de seguir todos los pasos. No te tomará mucho tiempo. Cuando hayas terminado ¡tendrás tu presupuesto!

1) Identifica tus metas
¿Qué quieres lograr a corto, mediano y largo plazo? ¿En cuánto tiempo, en unas semanas o en unos años?

2) Cómo preparar y mantener tu presupuesto

  1. Calcula aproximadamente tus ingresos.
  2. Calcula aproximadamente tus gastos actuales:
    • Gastos fijos mensuales regulares (alquiler, escuelas, pago de préstamos, etc.)
    • Gastos fijos mensuales irregulares (gasolina, comida, etc.)
    • Gastos flexibles mensuales (diversiones, ropa, etc.)
    No confíes sólo en tu memoria:
    • Registra todo lo que gastes en un mes, empieza por anotar diariamente cada gasto.
    • Identifica los gastos necesarios y los gastos superfluos.
  3. Calcula aproximadamente cuáles serán tus gastos futuros.
    • ¿Planeas comprar una casa? ¿Quieres tener o ya tienes hijos? ¿Quieres mandarlos a la universidad?
    • Prepárate para los imprevistos que pueden disminuir tus ingresos.
  4. Saca la cuenta.
    Si tus gastos son mayores que tus ingresos, y esto no te permite ahorrar para tus planes futuros, tienes que esmerarte en disminuir tus gastos variables.

A continuación, te presentamos un ejemplo básico de un presupuesto. En este ejemplo, se calculan los gastos en base a porcentajes del sueldo.

Ejemplo de un presupuesto para un sueldo mensual de $3,167 después de impuestos:

  • 30% vivienda $950.00
  • 16% transporte $507.00
  • 16% alimentos $507.00
  • 8% misceláneos $253.00
  • 6% remesas $190.00
  • 5% ropa $158.00
  • 5% gastos médicos $158.00
  • 5% servicios públicos $158.00
  • 4% ahorros $127.00
  • 4% otras deudas $127.00
  • 1% recreación $32.00
  • TOTAL $3,167.00

Como puedes ver, este presupuesto es equilibrado. Pero si quieres tener un mayor control y aumentar tus ahorros, tendrás que identificar los gastos “misceláneos” y “otras deudas” por medio de un registro diario más detallado, y deberás tratar de bajar esos gastos.