Skip to: Content, Section Navigation, Search
Planea tu presupuesto
Aprovecha tu dinero

Aprovecha tu dinero

El dinero que ganas es el fruto de tu esfuerzo y lo que menos quieres es que se vaya como si tuvieras un agujero en el bolsillo…

Este dinero debe ayudarte a construir el futuro que sueñas sin que te falte nada hoy. Por eso, aquí te damos ideas y sugerencias para que empieces a controlar tus gastos y a ahorrar cada día más.

Metas

Decide primero cuáles son tus metas; las cosas que quieres o necesitas; en qué orden las quieres tener, y cuánto dinero necesitas para obtenerlas.

Presupuestos

Enseguida tienes que hacer un presupuesto, el cual consiste en una lista de tus ingresos y de tus gastos que te permita saber claramente adónde se va tu dinero y cuál es tu capacidad de ahorro. Lo que puedes hacer es apuntar en una libreta todos tus gastos, sin importar qué tan pequeños sean o si usaste una tarjeta de crédito o dinero en efectivo. Pronto tendrás una buena idea de cuánto dinero has gastado y en qué lo gastaste. Entonces, te darás cuenta de qué gastos puedes recortar; por ejemplo, podrías comer con más frecuencia en casa o llevarte tu comida a tu lugar de trabajo. Eso te puede ahorrar varios dólares cada semana. Seguramente encontrarás otros gastos que puedas recortar. Con un poco de dedicación, en cuestión de semanas tendrás un presupuesto sólido y equilibrado.

Cuentas bancarias

Otra buena herramienta es abrir una cuenta bancaria. Una cuenta de cheques te permite llevar un control de cómo y en qué gastas tu dinero y te ayuda a no gastar de más. Una cuenta de ahorros mantendrá seguro el dinero por el cual has trabajado arduamente, sin preocuparte por perderlo en un robo o incendio.
¡No olvides preguntar por las cuentas que te dan intereses!

Ventajas del ahorro

Si tienes un buen control de tus ingresos y gastos, cuando pagues todos tus gastos, deberías tener algún dinero de sobra, y ese es el que se va a ir a tus ahorros. Incluso, es emocionante poner el renglón de “Ahorros” en tu presupuesto, para ir viendo cómo vas aumentando la cantidad que ahorras mensualmente y cómo se va acercando el momento de alcanzar tu meta.

Además de ahorrar para adquirir bienes, es necesario tener una cantidad de dinero para afrontar gastos imprevistos. Es importante tener un plan para el futuro porque nunca sabes qué puede pasar.

Si piensas que necesitas ayuda para empezar a ahorrar, muchas instituciones financieras ofrecen asesoría gratuita o a bajo costo. No tengas miedo de preguntar, están ahí para ayudarte.